Escolares.com.ar - El sitio con mayor información para escolares

Switch to desktop Register Login

El camello bactriano

camelloEl camello bactriano silvestre (Camelus bactrianus) está considerado actualmente como en peligro crítico. La especie es objeto de caza continua y persecución porque compite con los camellos domésticos y el ganado por agua y pastos, pero también por la caza deportiva. Tiene su bastión principal en la China donde su hábitat natural está siendo invadido por la actiividad minera. Los efectos de hibridación con camellos domésticos, tanto en Mongolia como en China, y la creciente competencia humana y presión económica dentro de su hábitat han contribuido al decrecimiento de la población del camello "bactriano" silvestre.

En las profundidades del desierto de Gobi, en China, vive una especie de camello muy importante, pero que se encuentra a punto de extinción: el camello salvaje bactriano. Lo que resulta más extraño es que este animal ha elegido como hábitat un lugar que estuvo destinado a pruebas nucleares y que ha aprendido a sobrevivir bebiendo sólo agua salada. Gracias a la visión del explorador, profesor y escritor británico John Hare, que además es miembro de la Royal Geographic Society y del Explorers' Club de Estados Unidos, las probabilidades de supervivencia del camello bactriano han aumentado enormemente, aunque Hare dice que todavía queda mucho por hacer.

En 1997 Hare fundó una ONG bastante atípica, la Wild Camel Protection Foundation (Fundación para la Protección del Camello Salvaje) y convenció a la científica Dra. Jane Goodall para que la presidiera. En los seis años siguientes, Hare trabajó incansable para conseguir fondos de diversas fuentes, como el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Global Environment Facility, además de otros 200.000 dólares de diversos organismos internacionales, fundaciones privadas, personas y empresas.

Pero lo que decidió a dedicar toda su vida y energía al camello bactriano fue lo siguiente, en sus propias palabras: "Este camello es especial, muy especial. Ha sobrevivido 45 años en una de las regiones más inhóspitas de la Tierra, donde además se han realizado pruebas nucleares. Ningún otro mamífero podría haber sobrevivido bebiendo sólo agua salada, ni siquiera otras especies parecidas de la zona".

En efecto, entre el genoma del camello doméstico bactriano y el salvaje sólo hay una diferencia del 3 %, aunque puede ser muy importante si tenemos en cuenta que entre el genoma básico del hombre y del chimpancé la diferencia es sólo del 5 %.

camelus ferus

"Desde que terminaron las pruebas nucleares en el desierto de Gobi, el camello bactriano salvaje, que vive en tres zonas separadas de China y una en Mongolia, se enfrente a nuevas amenazas como son la caza furtiva y la minería. Su número desciende sin parar y sólo quedan nos 950, 600 en China y 350 en Mongolia. Eso quiere decir que está en mayor peligro de extinción que el panda gigante", añade Hare.

Hasta su primer viaje al desierto de Gobi, Hare no había oído hablar del camello bactriano salvaje ni tuvo ocasión de verlo hasta la siguiente. Entonces fue cuando inició su camino de lucha por la supervivencia de la especie, con proyectos tan importantes como la creación de la reserva natural de Arjin Shan Lop Nur, que ha convertido más de la mitad del antiguo lugar de pruebas nucleares en un amplio santuario para los camellos.

El lecho seco del Lago Lop Nur está rodeado por el Desierto de Gashun Gobi por el norte, este y oeste y por el valle de Aqike y las dunas de arena de Kum Tagh por el sur. Los valles de Arjin Shan son un buen refugio para los camellos y la cadena de dunas de arena forma una barrera natural que los protege de los helados vientos del este.

Hare sigue diciendo: "La protección de camello salvaje sirve de paraguas para otras especies en peligro de extinción como el asno tibetano y la gacela punteada de las fronteras norte y sur de la reserva". Dentro de su plan para salvar al camello y su frágil hábitat, la fundación ha iniciado un programa de cría del camello en cautividad en Mongolia, con la ayuda del Ministerio mongol de la Naturaleza y el Medio Ambiente. En esa zona están cuidando a 13 ejemplares de camello.

También han puesto en marcha un programa educativo mediante libros y folletos para los niños chinos y mongoles, que van a ampliar a los de todo el mundo.
Este material se ha utilizado en diversas campañas de concienciación pública entre los habitantes de la zona de la reserva. Dentro de la campaña, se han puesto pósters en las estaciones de ferrocarril y otros lugares públicos en los que se explica el ecosistema del desierto y las distintas especies que viven en la zona.

Hare ha realizado cuatro expediciones al desierto de Gobi para vigilar a los camellos: en 1995, con la suerte de que tomó fotografías de una hembra de camello con su cría a las siete horas de nacer, y posteriormente en 1996, 97 y 99. En 2001, formando parte de un equipo de ocho personas, realizó la famosa travesía del Desierto de Sahara en camello, más de 2.400 km a lo largo de tres meses y medio atravesando una ruta que utilizaban las antiguas caravanas desde Kukawa al norte de Nigeria hasta Trípoli en Libia. Esta ruta, descubierta y practicada por primera vez por uno de los más famosos exploradores del siglo XX, Hanns Vischer, no se utilizaba por ningún extranjero desde 1906.