Escolares.com.ar - El sitio con mayor información para escolares

Switch to desktop Register Login

Tatú Carreta o armadillo

tatuNombre científico: Priodontes maximus.

Otros nombres vulgares: Armadillo. Peludo o Tatú gigante.Tatú guazú. Tatú-canasta.

Descripción general y características.

Es un mamífero grande. Mide de 1,50 a 1,60 m. de largo. incluyendo la cola. Llega a pesar hasta 50-60 kg.
El caparazón está compuesto por numerosas placas, las más pequeñas están en la cola y en las patas.

La coloración general es parda. siendo amarillento en los flancos. El hocico es alargado y las orejas no son muy grandes. En las manos tiene uñas grandes, largas. La hembra posee dos mamas. Los armadillos son unas de las familias de mamíferos más antiguas de Sudamérica y están representadas por numerosas especies, que cubren casi todo el espectro de hábitats del continente. El Tatú Carreta es el que los representa casi como un ser prehistórico, descendientes de una familia de estirpe del continente con antepasados gigantescos tales como los acorazados gliptodontes y los perezosos gigantes terrestres. Desgraciadamente, por el hombre, este hermoso edentado está a un paso de la extinción.

Viven en cuevas construidas con las poderosas garras de sus miembros anteriores que utilizan también para buscar su alimento, desenterrando larvas de insectos, bulbos y tubérculos, donde las plantas almacenan reservas, o abriendo los hormigueros y termiteros para capturar sus habitantes. Posee de 18 a 24 pequeños dientes por cada mandíbula, y su lengua adaptada a tal fin con glándulas mandibulares especiales, con la función de segregar una sustancia viscosa que, al cubrir la superficie de la lengua, facilita la captura de los insectos.

Comportamiento.

Se alimenta de lombrices, carroña, termitas, hormigas, larvas de insectos, pequeños ofidios. Es de hábitos crepusculares o nocturnos y de andar solitario. Con las uñas delanteras, excava grandes cuevas que ocupa como refugio.  Durante el verano dan a luz una sola cría, que al principio recibe leche materna y paulatinamente se adapta a la dieta de los adultos.

Pertenece a una familia surgida hace unos 55 millones de años que tiene dificultades para regular la temperatura de su cuerpo. No puede sobrevivir a las heladas prolongadas, por lo que debe de procurarse una guarida bajo tierra para soportar el frío. Es capaz de aguantar la respiración durante seis minutos, lo que le permite excavar durante largo tiempo o atravesar a nado largas distancias.

Es muy poco lo que se conoce sobre este casi prehistórico animal. Sobre los pocos ejemplares vivos que se pueden detectar, es muy difícil de estudiar su comportamiento y hábitos. Su estudio anatómico más bien es como consecuencia de la autopsias realizadas sobre ejemplares que fueron secuestrados a traficantes ilegales y que se murieron en el traslado o cautiverio.

Hábitat y distribución geográfica

Se lo encuentra en la mayor parte del este de América del sur, desde el sudeste de Venezuela y las Guayanas, hasta el noreste de la Argentina. En nuestro país habita en Misiones, Formosa, Santiago del Estero, Chaco y tal vez Corrientes. Busca terrenos áridos, con arbustos, montes, bosques en galería, bosques xerófilos, selvas y sobre todo sabanas donde la aparición del hombre se haya retrasado.

Causas de la disminución.

Es perseguido por los cazadores para consumir la carne. Se lo captura para llevarlo a los zoológicos, museos, coleccionistas, o bien para ocupar el caparazón como caja de resonancia o exhibirlo taxidermizado.

El tráfico ilegal de este armadillo, justamente, es uno de los motivos que lo llevan a su extinción. Por su carne rica en proteínas y su sabor, al igual que por su caparazón, fueron las causas que ocasionaron una intensa persecución por los pobladores. Aunque los aborígenes (se determinó que era utilizada su enorme coraza como cuna de sus hijos) evitaban su sobrecaza para no permitir su extinción, sufrió al igual que otras especies mermas alarmantes. Esa situación fue tomada en cuenta y puesto en el libro de CITES en el Apéndice 1 (Red Data Book), como especie estrictamente protegida y en vía de extinción, y que su estado requiera estudios etoecológicos en forma urgente. Su mayor y casi único depredador, es el hombre.

Es muy conocido el caso ocurrido en marzo de 1993, donde la Gendarmería Nacional Argentina y la Dirección de Recursos Naturales de Salta decomisaron un ejemplar de Tatú Carreta en la localidad de los Cerrillos, Provincia de Salta, que había sido capturado y se pensaba traficar en forma ilegal a un zoológico de los Estados Unidos. Integrantes de la Fundación Vida Silvestre Argentina determinaron que el monto de dicha transacción ilegal rondaría los u$s 500 mil. Se destinó a la Reserva Natural Formosa y con la cooperación de la Administración de Parques Nacionales se instrumentó su traslado. Lamentablemente, se produjo su muerte cuando era llevado a esa reserva.

Curiosidades, cuentos y leyendas.

La carne de este animal es consumida asada o al horno. Lo mismo que 1a de sus parientes menores (peludos, mulitas).
La grasa se utiliza en la medicina criolla, para los dolores musculares y articulares Los caparazones son empleados en la confección de charangos.
Los distintos miembros de esta familia tienen en las creencias indígenas, un buen concepto. es así que afirman que estos animales fueron los primeros en "remover la tierra' con sus fuertes garras y además son muy buenos e inteligentes.
Por este motivo, en varios cuentos, compiten con el zorro y siempre salen triunfantes los armadillos.

Cuentos

En cierta oportunidad el zorro y el tatú se asociaron para conseguir miel de avispas. Para esto, se introducen en un monte y el zorro encuentra un panal, pero no avisa a su compañero. Con un palo pincha el avispero y consume la miel. El tatú molesto por el accionar del zorro, jura vengarse. Se sube a un árbol, se enrosca formando una bocha y llama al zorro. Este al llegar, ve esa bola en la rama y lo confunde con un panal. Con un palo lo toca y abre la boca para recibir la miel y es ahí que el tatú aprovecha para orinarlo.
El zorro, disimula su malestar y lo quiere imitar. Para esto sube a un árbol, se enrosca y llama al tatú. Este, sabiendo quien estaba allí, lo baja de un garrotazo.

El Tatú Carreta y "El Dorado"

En el norte de la provincia del Chaco, casi en el límite con las provincias de Formosa y de Salta, cercano al antiguo río Bermejo, cuando ocurrió este hecho, hace casi cinco siglos, se desplazaban con toda tranquilidad grandes cantidades de armadillos, entre ellos, el más grande de todos los vivientes, el Tatú Carreta. Como todos sabemos, estos casi prehistóricos animales necesitan grandes extensiones para desarrollarse y poder vivir.

La exuberante selva de esa época era extraordinaria, hoy, la conocemos como "El Impenetrable".

Pero un día ocurrió algo inesperado hasta ese momento. Un grupo de hombres armados con arcabuces, ballestas y espadas, vistiendo brillantes armaduras metálicas, irrumpieron en forma estruendosa, la apacible tranquilidad que allí reinaba. Después se supo, que eran los hombres de un Gran Adelantado español, venían con el afán de la conquista y estaban buscando lo que ellos denominaban "El Dorado". A ese sitio, la búsqueda, se venía realizando desde hacia algunos años y en varias zonas del nuevo continente. Los resultados hasta ese momento habían sido infructuosos.

Con sus arcabuces y ballestas disparaban casi a todo lo que se movía. La matanza de distintos y variados animales que venían realizando les resultaba hasta ese momento muy fácil, porque éstos, si bien se asustaban de los estruendos que producían los disparos, no los tenían registrados como enemigos. Cuando reaccionaban, ya era demasiado tarde.

Un anciano armadillo, decidió darles batalla. Descendiente del Glyptodon prehistórico que vivió en el Plioceno y el Pleisteceno, cuyo nombre significaba: dientes tallados, tomó la delantera y atacó a sus nuevos y mortíferos enemigos. Cuando el resto de los armadillos vieron como el viejo pero aún ágil Tatú Carreta luchaba, lo siguieron y combatieron a su lado. Con su cola acorazada de 50 cm de largo golpeaba como mandobles las piernas de los invasores que caían heridos. Ya en el suelo, eran rasgados por las poderosas uñas de sus patas delanteras.

Los demás animales, viendo la valentía de los armadillos, decidieron ayudarlos. Juntos pusieron en fuga a los conquistadores que huyeron espantados por donde habían llegado. Al poco tiempo, se restableció el equilibrio que había reinado durante milenios en esa parte de la selva, pero todos sabían que ya no sería lo mismo, que los intrusos invasores retornarían con más y poderosas armas. Intuían, que su hogar se extingiría tarde o temprano.

El hombre sigue buscando a "El Dorado". Con su afán de encontrarlo, está destruyendo todo a su paso. Ya se olvidó de la batalla que les ganaron los armadillos y los demás animales de la selva. Tal vez, si se detuviera a pensar, se daría cuenta que a "El Dorado", ya lo encontró... pero lo está destruyendo.

Fuente: Ambiente Ecológico

Su rareza, hace que sea requerido para ser expuesto en zoológicos públicos y/o privados, y esto no hace más que incrementar su índice de mortandad, pues, como animal hermitaño, su traslado y exposición le produce la muerte por heridas, golpes e inanición por no adecuarse a su encierro o su manipuleo.