Escolares.com.ar - El sitio con mayor información para escolares

Switch to desktop Register Login

El Guanaco

guanacoEl guanaco es el más grande de los camélidos silvestres. vive en un amplio rango de ambientes, desde el desierto caluroso hasta las zonas frías y húmedas, así como desde el nivel del mar hasta los Andes y desde el norte del Perú hasta la Tierra del Fuego.

Los países en los que se encuentra una mayor población son Argentina (aprox. 585.000) y Chile (aprox. 25.000) mientras que en Ecuador, en cambio, se le considera extinguido.

En nuestro país tenemos aproximadamente unos 3.900 Individuos, entre ellos el subtipo Cacsilensis, que habita en los Altos Andes del Perú y Bolivia desde la latitud 8º30' y el noreste de Chile.

El Guanaco es también un animal gregario con costumbres y comportamiento social muy similares a las vicuñas; sin embargo, son más rústicos, pasteadores y ramoneadores. Llega a alimentarse en casos extremos de raíces y tallos subterráneos y toma incluso agua de mar. El dorso está cubierto por un vellón de color café formado por dos capas entremezcladas de fibra corta y fina de 14- a 17 micras de diámetro y cerda gruesa.

Se han descrito cuatro subespecies geográficas:

?  Lama guanicoe guanicoe: Ubicada en la Argentina y Chile al Sur de los 38º.

?  Lama guanicoe huanacus: Restringido a Chile.

?  Lama guanicoe cacsilensis: Que habita en los Altos Andes de Perú y Bolivia desde los 8º30' y noreste de Chile.

?  Lama guanicoe voglii: Restringido en la vertiente oriental de los Andes de Argentina entre los 21º y los 32º de latitud sur.

El guanaco también es un animal gregario conformando grupos familiares polígamos, tropillas de machos, machos solitarios.

El rango de distribución del guanaco es extenso, presentándose en forma discontinua entre el norte del Perú y Tierra del Fuego, desde el nivel del mar hasta los 4.600 m. de altitud.

Por efecto de la cacería descontrolada y el deterioro de su hábitat sufrió una retracción del 58% en Argentina, 75% en Chile y Perú, está reducido a su mínima expresión en Bolivia y Paraguay, mientras que en Ecuador se lo considera extinguido (Puig 1991).

En la región alto andina y puneña las poblaciones son pequeñas, encontrándose en muchos casos en una disminución progresiva de sus números.

En la porción más austral de su distribución (región patagónica y Tierra del Fuego) se presentan las poblaciones más grandes.

En la actualidad la especie no se encuentra amenazada de extinción a nivel continental. Sin embargo, las últimas evaluaciones por región efectuadas por el GECS para las Listas Rojas de UICN, detectan una serie de poblaciones que ha disminuido drásticamente su tamaño y corren riesgo de desaparecer. Algunas de ellas habitan terrenos muy degradados, que sufrieron un uso ganadero extensivo por más de cien años.

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna (CITES), considera al guanaco en su Apéndice II, permitiéndose el comercio de sus productos bajo regulación planificada por la autoridad administrativa del recurso de cada país.

La Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), a través de su Grupo Especialista en Camélidos Sudamericanos (GECS), brinda una base internacional de apoyo científico-técnico a través de documentos, asesorando a los países en sus acciones de manejo del guanaco y su hábitat, y a CITES en su toma de decisiones.

Grandes esfuerzos se realizan para reemplazar la cacería comercial de crías (chulengos), desaconsejada por quitar sustentación a la población dado que tiende a provocar fuertes disminuciones poblacionales y a deformar la pirámide de edades. Existen actualmente dos opciones para manejo sostenido del guanaco:

?  La formación de un plantel de animales en semicautiverio a partir de crías capturadas a temprana edad.

?  El manejo de una población silvestre con esquila viva y suelta, y extracción de excedentes poblacionales.

Los planteles en semicautiverio son más apropiados para sitios con buena disponibilidad económica y operativa, mientras que el aprovechamiento en libertad ofrece mayores beneficios en ambientes con poblaciones abundantes en guanacos.

Entre parques nacionales, reservas provinciales y privadas, son 27 las áreas protegidas de Argentina habitadas por guanacos, y 8 las de Chile. Están localizadas en distintos ambientes, desde la puna a Tierra del Fuego, y de la Cordillera de los Andes a ambos océanos en Patagonia.

Algunas presentan abundancia de guanacos, mientras otras incluyen sólo marginalmente sitios habitados por guanacos. Entre las que mayor relevancia han tenido pueden mencionarse el Parque Torres del Paine (XII región, Chile) y la Reserva La Payunia (Mendoza, Argentina).

Mientras la simple eliminación de la cacería furtiva del guanaco puede en algunos casos ser suficiente para desencadenar un proceso de recuperación poblacional, hasta recuperar su nivel óptimo, no es raro el caso de poblaciones diezmadas que habitan ambientes fuertemente deteriorados, donde la protección del hábitat juega un rol importante para la recuperación del guanaco.

Las áreas de conservación que protegen la especie necesitan ser fortalecidas, dado que muchas de ellas no disponen de plan de manejo, infraestructura apropiada ni presupuesto específico.

Hábitat importantes dentro del área de ocupación del guanaco podrían perderse, al no estar representados en los sistemas de áreas protegidas.

 Legislación nacional

Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable
 
 
Resolución 220/98
 
 
Prohíbese la exportación, comercialización y el tránsito interprovincial de animales vivos, productos y subproductos de la especie guanaco (Lama guanicoe).
 
Resolución 220/98

Bs. As., 10/03/98
B.O: 16/04/98

VISTO, el Expediente Nº 2635/97, del Registro de esta Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable, y

CONSIDERANDO:

Que en el marco de la Resolución 8.9. de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Fauna y Flora Silvestres (CITES), el Comité de Fauna de dicha Convención solicitó a la Argentina un informe sobre el plan de manejo para la especie Lama guanicoe, sobre el cual se fundamentan las exportaciones de productos y subproductos de la especie desde la Argentina.

Que el país no contaba en ese momento con un plan de estas características.

Que como consecuencia de ello, el Comité Permanente de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Fauna y Flora Silvestres (CITES) recomendó a las Partes en la Convención que no importaran productos y subproductos de guanaco desde la Argentina, hasta tanto ésta contara con un Plan de Manejo para la especie.

Que posteriormente, se elaboró un proyecto de aprovechamiento sustentable para el guanaco, que fue aprobado por el Comité Permanente de la CITES y consensuado con las provincias patagónicas.

Que dicho proyecto se encuentra en condiciones de comenzar su ejecución, sujeto al aporte de fondos externos.

Que los artículos 8 y 9 del Decreto 666/97 establecen que la autoridad de aplicación, sobre la base de los estudios y evaluaciones realizadas respecto de aquellas especies de la fauna silvestre cuya utilización fuera posible y conveniente, elaborará planes nacionales de manejo a efectos de lograr un aprovechamiento racional y sostenible de las mismas y que el aprovechamiento de las especies que involucrarán estos planes deberá limitarse a una cantidad o porcentaje tal que no comprometa la estabilidad de sus poblaciones.

Que asimismo, el artículo 20 de la ley 22.421 establece que en caso que una especie de la fauna silvestre autóctona se encuentre amenazada, en peligro de extinción o en grave retroceso numérico, la autoridad de aplicación se encuentra facultada para disponer la prohibición de la caza, la exportación, la comercialización en jurisdicción federal y el tránsito interprovincial de los ejemplares o productos de la especie amenazada, medidas que se propician para la comercialización de aquellos productos no obtenidos conforme a un plan de manejo para la especie.

Que la medida propuesta resulta conveniente, a fin de poner en marcha el plan de manejo y garantizar a la comunidad internacional que los productos y subproductos de guanaco que se exportarán desde la Argentina cumplen con las pautas que se establecerán.

Que ha tomado la intervención que le compete la DIRECCIÓN GENERAL DE COORDINACIÓN DE ASUNTOS JURÍDICOS.

Que la suscripta se está facultada para dictar el presente acto administrativo en virtud de la Ley 22.421, el Decreto 666/97 y los Decretos 1381/96, 1412/96 y 146/98.

Por ello,

LA SECRETARIO DE RECURSOS NATURALES Y DESARROLLO SUSTENTABLE
RESUELVE:

ARTÍCULO 1º.- Prohíbese la exportación, la comercialización en jurisdicción federal y el tránsito interprovincial de animales vivos, productos y subproductos de la especie guanaco (Lama guanicoe) hasta tanto se elabore y apruebe un plan de manejo para el aprovechamiento sustentable de la especie.

ARTÍCULO 2º.- Exceptúase de la prohibición establecida en el artículo anterior:

1) las existencias de cueros de guanaco registradas -con anterioridad al mes de febrero de 1994- ante las Direcciones de Fauna provinciales y la Dirección de Fauna y Flora Silvestres de esta Secretaría;

2) los productos y subproductos de guanaco provenientes de la esquila experimental de animales vivos, debidamente registrados y obtenidos durante las etapas de elaboración del plan de manejo en implementación.

3) los productos de guanaco que se exporten sin fines comerciales, a los efectos de realizar pruebas industriales, hasta un total de QUINIENTOS (500) kilogramos por firma interesada.

ARTÍCULO 3º.- La DIRECCIÓN DE FAUNA Y FLORA SILVESTRES dependiente de la SUBSECRETARÍA DE DESARROLLO SUSTENTABLE de esta Secretaría, en conjunto con las provincias que comparten la distribución de la especie, procurará arbitrar los medios para desarrollar el plan de manejo mencionado en el artículo 1º de la presente Resolución, en un plazo no mayor a un (1) año.

ARTÍCULO 4º.- La presente Resolución entrará en vigencia al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTÍCULO 5º.- Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.

Fuente: Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable

Consejo Nacional de Camélidos Sudamericanos (Perú)